En el PSOE Rivas, como venimos denunciando desde hace más de tres años, estamos profundamente preocupados por la deriva en la que se encuentra la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Rivas Vaciamadrid.

Pero no vamos a quedarnos sólo en la preocupación sino que defendemos que se han de tomar decisiones y llevar a cabo actuaciones para restablecer el buen funcionamiento de la misma.

La EMV debe responder a un proyecto global de actuación coherente, serio, que ofrezca las mismas oportunidades a todos los vecinos y vecinas de nuestra ciudad, que responda a procedimientos rigurosos y que priorice los recursos de los que se dispone actualmente.

¿Cómo ha de funcionar la EMV? Un modelo de GESTIÓN DIRECTA. 

Actualmente, la EMV está gestionada por una empresa privada con la que el Ayuntamiento tiene firmado un contrato de apoyo a las tareas para el desarrollo, mantenimiento y asesoramiento en la gestión. Contrato por el que reciben casi un 5% de comisión de las viviendas construidas. El contrato es similar al original en 2003, diez años después la situación ha cambiado, siendo el volumen y carga que soporta la EMV es mucho menor que el de hace unos años, por lo que es necesario llevar a cabo un cambio en el modelo de gestión de la misma, que se adapte a la nueva realidad.

Los y las socialistas de Rivas apostamos por la gestión directa y la necesidad de rescindir el contrato con la empresa privada, ya que consideramos que se puede hacer una gestión mucho más eficiente y transparente desde el propio ámbito municipal, con el consiguiente ahorro a las arcas municipales.

 

¿Qué hacer con el VI PLAN DE VIVIENDA?

Es inadmisible que, después de más de año y medio desde el sorteo, los adjudicatarios y adjudicatarias del VI Plan no sepan cuál va a ser el futuro de sus viviendas, no tengan la información respecto a la situación real y desconocen la fecha de inicio de las obras.

Los socialistas exigimos que sea una prioridad dar respuesta y solución a estas más de 260 familias que tienen depositado su dinero y no tienen vivienda. Se debe trabajar en plantear las medidas y actuaciones necesarias para que el VI Plan de Vivienda sea una realidad para estos vecinos y vecinas.

La paralización y oscurantismo del VI Plan siembra cada día más dudas de la viabilidad del Plan, por lo que si la EMV no comienza la construcción de las viviendas de forma inmediata se deberá habilitar un procedimiento que garantice la devolución ágil de las cantidades aportadas.

¿Qué propone el PSOE en política de vivienda? 

1º) APUESTA POR LA VIVIENDA EN ALQUILER:

La situación económica actual es muy diferente a la de tiempos pasados y es evidente que eso repercute en los planes de vivienda. Así lo hemos comprobado con el IV, V y VI Plan, demostrando que el actual modelo de vivienda no es ninguna solución ni alternativa real de emancipación para nuestros jóvenes.

El acceso a una hipoteca es prácticamente imposible lo que deja a muchos de nuestros vecinos y vecinas a las puertas de poder acceder a su vivienda, siendo este el gran obstáculo para acceder a la vivienda.

Por ello, ahora más que nunca, se hace necesario reforzar el Parque de Vivienda Municipal en régimen de alquiler dirigiéndolo, fundamentalmente a jóvenes, familias monoparentales, personas separadas o divorciadas, estudiantes, personas mayores…, diversificando las tipologías de las viviendas. Insistimos en que hay que adaptarse a la demanda social y a las necesidades reales de nuestra ciudad.

2º) CONTROL Y OPTIMIZACIÓN DE LOS RECURSOS EN VIVIENDA:

La crisis actual exige más que nunca que los gestores públicos trabajen de la forma más eficaz y eficiente. La EMV es, hoy por hoy, una empresa pública que navega a la deriva. La falta de control interno y una gestión más que deficiente exigen un cambio de rumbo en la misma.

El PSOE Rivas lleva exigiendo más de tres años (ver documento de iniciativas socialistas en los Plenos) la creación de una Comisión de Investigación y un re-planteamiento de la política de vivienda pública en Rivas.

Igualmente exigimos reforzar los controles para evitar abusos, sub-arriendos, ventas fraudulentas, en las viviendas de la EMV.

No es admisible que haya viviendas públicas vacías en nuestra ciudad, que los alquileres de las mismas superen en algunos casos a la oferta privada de condiciones similares y ante esto el Gobierno Municipal, de Izquierda Unida, no sepa o no quiera dar una utilidad social a las mismas.