Por la sostenibilidad de Rivamadrid – Rivas al Día – Septiembre 2016

Estimado/a vecino/a,

Cuando escribo estas líneas, a finales de julio, seguimos sin gobierno de la nación y ningún escenario se puede descartar, aunque mi posicionamiento es claro: no se debe apoyar a un partido plagado de elementos corruptos y liquidador del estado de bienestar,  como lo es el Partido Popular de Mariano Rajoy. Dicho esto, el trabajo de los y las socialistas ripenses debe seguir siendo el que permita que Rivas crezca como ciudad  grata y sostenible. Un objetivo común, en el que el Ayuntamiento debe ser pieza fundamental.

Nuestra institución tiene que ser el principal motor de cambio de la ciudad, brindando el apoyo y dinamismo necesarios para que avancemos y dirigiendo todos sus recursos y capacidades a esa meta, con independencia de que estos correspondan al Ayuntamiento o a  sus Empresas Municipales.

Como sabes, el Ayuntamiento cuenta con dos Empresas Municipales; aunque casi sería más correcto hablar de una sola, ya que las personas que trabajan para la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) forman parte de la plantilla de la Empresa Municipal de Servicios (EMS – Rivamadrid). Por economía de escala y eficiencia, podemos estar de acuerdo en que el conjunto de la plantilla de trabajadores y trabajadoras pertenezcan  a una única empresa, pero el acceso a esta debe hacerse respetando siempre los criterios de igualdad, concurrencia, capacidad, mérito y publicidad.

Insisto en estos criterios porque llama poderosamente la atención que cuando en enero de este año se “municipalizó” la EMV, recuperando la gestión externalizada de la empresa privada Habyco XXI S.L., el Gobierno Municipal no puso en marcha ningún proceso selectivo público y se asumieron las competencias sin haber modificado el objeto social de Rivamadrid, que es la que, desde entonces  gestiona los alquileres de viviendas, locales comerciales y plazas de aparcamiento.

Rivamadrid es una gran empresa, una de las más grandes de nuestro polígono industrial, con cerca de 500 trabajadores, que presta servicios de limpieza y mantenimiento con una calidad y eficiencia notables. Podemos y debemos sentirnos orgullosos de ella pero, ante todo, tenemos la responsabilidad de que sea económica y socialmente sostenible.

Desgraciadamente, la propuesta de la Consejera Delegada del Gobierno Municipal (IU-EQUO-Somos Rivas) y de algunos sindicatos no discurre por dotar a la empresa de más especialización en el ámbito de los servicios de mantenimiento y limpieza, sino que quieren ampliar el objeto social de Rivamadrid a todo tipo de actividades, entre otras: la ayuda a domicilio y cualquier otra actividad relacionada con servicios sociales; la grúa municipal o impartir actividades deportivas.

Dicha propuesta fue llevada a la última Junta General de la empresa, donde, por responsabilidad, los y las socialistas votamos en contra de la ampliación del objeto social. Estas modificaciones sustanciales merecen una reflexión reposada. Previamente es necesario tener un plan claro y compartido, en el que se analicen  objetivos, viabilidad, dimensión,… ya que si no, Rivamadrid pudiera derivar en un foco de clientelismo, para acomodo de simpatizantes y afiliados, llegando a constituirse en una especie de Ayuntamiento paralelo.

Os agradezco y animo a continuar en contacto con nosotros, tal y como estáis haciendo, en el correo electrónico grupomunicipal@psoerivas.org o en nuestro despacho de la planta baja en el edificio de la Tenencia de Alcaldía.

Carmen Pérez Gil / Portavoz del Grupo Municipal Socialista

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Otros artículos

Quizás te interese