EL PSOE RIVAS POR LA GOBERNABILIDAD DE LA CIUDAD

Los socialistas de Rivas hacen un llamamiento a la cordura y el sentido común por el bien de nuestra ciudad. 

En la mañana de ayer, el Alcalde de Rivas ha cesado como Concejal Delegado al coordinador y portavoz del partido que sostiene su Gobierno, Izquierda Unida. Esta decisión es un paso más en los ataques y contraataques de las facciones en las que se ha divido la formación local.

El PSOE de Rivas consideraba que en algún momento este enfrentamiento fratricida llegaría a su fin y, poco a poco, se retomaría la normalidad política e institucional. Sin embargo, con la decisión adoptada, el Gobierno Municipal se encuentra definitivamente agotado.

“Los socialistas creíamos que por el bien de la ciudad este enfrentamiento fratricida habría ya finalizado, pero hemos pasado un punto de «no retorno» en el que las consecuencias para nuestra ciudad ya sólo pueden ser nefastas”, declara Carmen Pérez, secretaria general del PSOE Rivas.

En palabras del portavoz del Grupo Municipal Socialista, Guillermo Magadán, «cuando los problemas internos de IU dinamitan el gobierno municipal, estos problemas dejan de ser internos, afectando a la gobernabilidad de la ciudad y a los servicios públicos. Es la mayor irresponsabilidad que puede cometer un partido, un gobierno y un Alcalde, y es algo que los vecinos y vecinas de Rivas no se merecen»

El PSOE de Rivas, exige una gestión racional, transparente, eficaz, eficiente y entusiasta para mejorar la calidad de vida y el bienestar de la ciudadanía. Principios que los socialistas hacemos cuando gobernamos y pedimos cuando estamos en la oposición. La situación actual requiere seriedad y cordura, pongámonos a solucionar los problemas reales y luchemos contra los graves recortes del gobierno del Partido Popular.

Comparte:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn
Otros artículos

Quizás te interese

Feliz 9 de mayo

¿Qué tenemos que celebrar? Que en esa fecha, pero de 1950, se dio el primer paso para disfrutar de más de siete décadas de paz