El cinismo como herramienta política

Diseño sin título (3)

Artículo de opinión

Mónica Carazo
Secretaria General y portavoz del PSOE en Rivas Vaciamadrid

Frente al rigor, el debate, la colaboración institucional y los acuerdos entre diferentes, la derecha española siempre ha preferido hacer del cinismo su mejor arma política.

El último gran ejemplo del impudor con el que se manejan el PP de Madrid y de Rivas tuvo lugar el pasado 24 de octubre, cuando el secretario general de los populares en la región, Alfonso Serrano, y su portavoz en Rivas, Janette Novo, se pusieron “las botas y el casco” y se colaron en las obras de enlace de la ciudad con la M-50.

Podría pensar el lector que vinieron a defender el proyecto, a anunciar una partida económica para financiarlo o a pedir perdón porque su partido dejó a Rivas fuera de la veintena de municipios que, independientemente de su tamaño y condición, tienen enlace directo con la autovía desde su construcción.

Nada más lejos de la realidad. En vez de con el pico y con la pala, vinieron con esa herramienta tan exclusiva de la derecha a la hora de hacer política: el cinismo. Así que allí, sobre el barro generado por las lluvias de los últimos días, Serrano y Novo, Novo y Serrano, se dedicaron a criticar y a insultar al Gobierno de España y al del Ayuntamiento de Rivas que, hablando de la M-50, es como insultar a la inteligencia de la ciudadanía.

Hay que valer, se lo reconozco al señor Serrano, para venir a Rivas a denunciar “la falta de compromiso por parte del Gobierno de España y del Ayuntamiento de Rivas” en las obras de la M-50.

¿Es que acaso no sabe (o no quiere saber) que la obra la está acometiendo el Ayuntamiento de Rivas con la financiación de 6,6 millones de euros del Gobierno de Pedro Sánchez, porque la Comunidad de Madrid no solo no aporta ni un solo euro al proyecto, sino que además solo se ha dedicado a poner palos en las ruedas?

Presupuesto “demasiado escaso”, llegó a decir Serrano, sin ningún atisbo de sonrojo y en su escalada verbal, también tildó de “caradura” al Ayuntamiento de Rivas por no dar “un compromiso certero” a los vecinos de Rivas. Lástima que las declaraciones las hiciera junto a las obras de la M-50 y no delante de un espejo en el que verse reflejado cuando habla de los demás.

Claro que el Gobierno municipal de Rivas ofrece un compromiso certero a los vecinos y vecinas de la ciudad: un nuevo enlace desde la M-823 hacia la M-50 tras más de dos décadas de reivindicaciones, con un proyecto ejecutado por el propio Ayuntamiento y con los recursos económicos del Gobierno de España.

Y puestos a hablar de compromisos certeros, Serrano y Novo, Novo y Serrano, bien podrían empezar por explicar a la ciudadanía ripense el estado en que se encuentra el proyecto del cuarto centro de salud, el del gimnasio del CEIPSO La Luna, el de las fases pendientes del CEIP Mercedes Vera o el de la residencia pública para personas mayores para la que ya tienen cedida una parcela. De esos retrasos no hablan. Dejen el cinismo a un lado y dediquen su tiempo a ejercer sus competencias.

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Otros artículos

Quizás te interese

Mónica Carazo Gómez

Las personas mayores se lo merecen

Para el PSOE, una prioridad en las políticas a desarrollar son aquellas encaminadas al cuidado de las personas mayores. Un colectivo que lo necesita y