Transparencia y participación vuelven al cajón – Rivas al Día – Mayo 2018 – Carmen Pérez

Estimado vecino, estimada vecina,

En el Pleno Municipal del 28 de julio de 2015, con el que se asentaban las bases de funcionamiento de la legislatura, se aprobaron por unanimidad la creación de las siguientes comisiones de trabajo: Comisión de trabajo de auditoria de la deuda Municipal, Comisión de trabajo de Municipalización, Comisión de Trabajo de Participación, Comisión de trabajo para el seguimiento de la Comunicación Municipal, más la Comisión especial de vigilancia de la contratación (originaria de la anterior legislatura pero que no se puso en marcha).

Hoy después de casi tres años de andadura, el rodillo de este Gobierno Municipal de Izquierda Unida y Podemos ha decidido acabar con ellas de un plumazo. Lo que a principios de legislatura era unanimidad, bueno para el control e incluso apoyo al Gobierno, ahora parece ser que ya no lo es. Digo parecer porque no ha habido ninguna explicación medianamente razonable y razonada más allá del hecho de que el Gobierno ya tiene mayoría absoluta y por tanto puede campar a sus anchas.

De todas las comisiones anteriormente referenciadas solo van a dejar una funcionando, curiosamente la que preside el Partido Popular, la Comisión de Vigilancia de la Contratación. ¡Para que luego hablen de la pinza del bipartidismo y demás zarandajas!

De las otras cuatro, he de reconocer la coherencia de Rivas Puede en quitar tres de ellas, porque ¿para qué seguir con unas comisiones que presiden, si hace mas de un año que no las convocan? Así es, unas comisiones que llevan más de un año sin convocarse y que ni siquiera se han dignado a cambiar la presidencia que, desde el minuto uno que entraron a formar parte del gobierno, ya no les correspondía porque se acordó que las mismas las presidiésemos la oposición.

Les reconozco su “coherencia” en eliminarlas, porque ¿para qué una comisión de Participación, si quién la preside -el actual concejal de Participación- ha puesto en marcha, por ejemplo, la Oficina de Víctimas del Franquismo y de la cuál no sabemos a qué va a dedicar su tiempo? O, ¿para qué una Comisión de auditoria de la deuda, si ya la rentabilizaron en unas jornadas a las que a la única conclusión que llegaron fue que toda la deuda es ilegitima? Y, ¿para qué mantener una Comisión de municipalización, si han aprobado en Junta de Gobierno (para que discutirlo en el pleno y mucho menos en aquellos famosos círculos) la cesión por 40 años de un terreno municipal para que construyan y gestione una empresa privada un centro deportivo?

Eso sí, para la única comisión que funciona, la de Seguimiento de la comunicación Municipal que preside el PSOE, desde la cuál se han estado realizando trabajos para mejorar la comunicación, se ha denunciando la poca objetividad del Gabinete de prensa local, se acordó una moción para dejar de imprimir la revista municipal o hace mas de tres meses pidió los datos matriz de la consulta ciudadana y se nos proporciona en un formato difícil de visualizar, etc. Esta Comisión que sí trabaja también desaparece.

En definitiva, alcanzado el objetivo del rodillo los cacareados principios de la transparencia y la participación han de volver al cajón oscuro del cuál nunca debieron salir, Señores del gobierno, flaco favor está haciendo a lo que debe de ser un gobierno de izquierdas. Como dijo Julio César: “la mujer del César no solo debe ser honesta, sino además parecerlo”.

Sin más, quedo a tu disposición en el correo electrónico grupomunicipal@psoerivas.org

Carmen Pérez Gil

Portavoz del Grupo Municipal Socialista

Los comentarios están cerrados.