PSOE Rivas rechaza los intentos de la extrema derecha de socavar el derecho a la educación y censurar la actuación de los centros docentes y su profesorado.

Los y las socialistas entienden que iniciativas como el veto parental, también llamado pin parental, en las escuelas supone un ataque a los principios fundamentales de la dignidad personal, la igualdad y la libertad ideológica.

El Grupo Municipal Socialista lleva una moción al Pleno Municipal para la “Defensa de la Educación Pública, garantizando una enseñanza de principios de convivencia, respeto y tolerancia”. Con las exigencias de VOX a sus socios de la derecha, PP y Cs, se plantea introducir en los centros educativos el Pin Parental con la pretensión de que los padres y las madres puedan vetar la asistencia de sus hijos a actividades desarrolladas en los centros educativos, recogidas en los currículos educativos correspondientes, impidiendo que el alumnado pueda acceder a su derecho fundamental de recibir una formación integral para el pleno desarrollo de la personalidad, basada en el respecto a los principios democráticos de
convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.

Este derecho fundamental, reconocido en la Constitución y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, según palabras de Mónica Carazo, Portavoz del Grupo Municipal Socialista “es un derecho innegociable para el PSOE, pretender vulnerarlo supone una
ofensa inaceptable al derecho de todos los alumnos y alumnas a recibir una formación integral, basada en el pluralismo, la diversidad y el respecto a los valores y derechos fundamentales, para que las nuevas generaciones sean libres e iguales en derechos y libertades”.

El PSOE seguirá en su defensa de la Educación Pública y el reconocimiento a la labor, dedicación y trabajo que los profesionales de la educación llevan a cabo diariamente. A este respecto, Carazo, añade “me siento absolutamente representada y defendida por los profesionales de la Educación en su labor de formadores. Es inadmisible el ataque a la
profesionalidad y libertad de cátedra, así como la invasión en las competencias de los centros educativos, que se pretenden llevar a cabo con iniciativas como el Pin Parental”.

De igual modo, Alberto Cabeza, Concejal socialista concluye “sesgar la formación a los alumnos y alumnas en una ideología reaccionaria, propia del pasado, donde sólo existe una manera de concebir la familia, la sexualidad y que niega la completa y efectiva igualdad entre hombres y mujeres, sólo nos llevaría a una sociedad que no combate el
machismo, la homofobia o el racismo, entre otros aspectos. Hay que defender sin descanso nuestra sociedad plural contra los ataques que, a través del altavoz de la ultraderecha, recibe de todo el sector social de la derecha española”.

Los comentarios están cerrados.