Muestra con orgullo tus colores – Zarabanda – Julio/Agosto 2018 – Mónica Carazo

Rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta. No, no es la simple enumeración de seis colores, podemos decir que se trata de una expresión gráfica de libertad. De la libertad para vivir como uno quiera y amar a quien uno quiera. Seis colores, una “bandera arcoíris”, que simboliza la diversidad del colectivo LGTBi.

Unos colores que lucen con más fuerza cada 28 de junio, día del Orgullo LGTBi, reivindicando el derecho a esa diversidad, a esa libertad, a la no discriminación por motivos de orientación e identidad sexual.

Porque, aunque parezca mentira, en pleno siglo XXI, aún hay a quien se le tiene que explicar que ser una persona LGTBi no es un problema, el problema es la LGTBifobia.

La LGTBifobia es discriminación, intolerancia a la diversidad, promueve el odio y niega la igualdad de derechos. Tiene su expresión más cruel en forma de abusos, maltrato, exclusión, generación de miedo y ruptura del tejido social. Es, sin duda, una forma de discriminación, de odio, a la que hay que poner fin por ser un ataque a los derechos individuales.

Lamentablemente este tipo de odio hace que, a día de hoy, las personas LGTBi aún vivan situaciones inadmisibles debido a su orientación sexual o su identidad de género. Viven estas situaciones, bueno, más bien las sufren, en la calle, en el colegio, en el trabajo, en el médico, en sus propias casas, etc. En definitiva, pueden ser objeto de discriminación en cualquier lugar, en cualquier situación, en cualquier momento. También en nuestra ciudad, en Rivas Vaciamadrid. Seguro que todos conocemos a un amigo, un familiar, un vecino o vecina o un compañero de trabajo que se ha visto envuelto en alguna situación que puede describirse como LGTBifobia. Y es que, por desgracia, nadie está libre de ser objetivo de quienes no creen en la libertad de cada cual.

Por suerte, cada vez son más las personas LGTBi que se atreven a mostrar con orgullo “sus colores”, que se atreven a expresar su identidad sexual sin esconderse. Pero esta mayor visibilidad también se ha traducido en un mayor número de incidentes contra las personas de este colectivo. Las denuncias por agresiones han aumentado en los últimos años y también los casos de acoso y discriminación. Concretamente en la Comunidad de Madrid, según el informe del observatorio madrileño contra la homofobia, en el año 2017, se registraron 321 incidentes, es decir, casi uno por día. Un dato alarmante.

Está en manos de las administraciones, de los diferentes gobiernos, la responsabilidad última de promover los cambios sociales precisos para que estos colectivos puedan vivir su día a día en condiciones de igualdad, libertad y respeto. Y sí, la Comunidad de Madrid ha aprobado la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación, así como la Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual. Pero de nada sirve que estas dos leyes estén vigentes si el Gobierno Regional del PP no garantiza su adecuada implantación, las desarrolla en su totalidad y es el primer garante y defensor de los derechos de las personas LGTBi.

Y aunque está en manos de los representantes públicos, de las administraciones, de los gobiernos, promover los cambios sociales y legislativos necesarios que garanticen los derechos individuales de todas las personas, todos, sin exclusión, deberíamos indignarnos y denunciar cualquier situación en la que hay personas que sufren discriminación o agresiones (algunas con fatales desenlaces) por cualquier razón, también por motivos de su orientación e identidad sexual. Todos deberíamos alzar la voz ante lo que es un ataque inadmisible a la libertad de las personas.

Porque, a pesar de los logros y derechos alcanzados, aún no hemos logrado pasar del reconocimiento a la diversidad, al reconocimiento de la igualdad. Queda trabajo por hacer para construir una sociedad más justa e igualitaria, una sociedad donde todos podamos mostrar con orgullo nuestros colores. Todos. Sin miedo. Sin discriminación. Desde la igualdad, el respeto y la libertad.

No lo olvides, “muestra con orgullo tus colores”

 

Mónica Carazo Gómez

Secretaria general del PSOE Rivas

Los comentarios están cerrados.