De vertidos y olores va la cosa – Zarabanda – Septiembre 2018 – Mónica Carazo

Lamentablemente y de un modo casi obligado, los vecinos y vecinas de Rivas Vaciamadrid nos estamos convirtiendo, muy a nuestro pesar, en “expertos” conocedores de las consecuencias que tienen los vertidos y vertederos incontrolados e ilegales, así como la ausencia de un control más riguroso y unos sistemas de seguridad más adecuados en lo que a tratamiento de residuos se refiere.

Los y las ripenses vemos como la falta de control y mantenimiento en el Parque Regional del Sureste hace que existan montoneras de escombros y basura, una inadecuada depuración de las aguas que vierten a los ríos, repoblaciones que han terminado siendo un fracaso, falta de control efectivo en la restauración de graveras, empresas que continúan actuando en suelos protegidos incompatibles con su actividad, etc. Situaciones, todas ellas, que hacen que el Parque Regional del Sureste parezca más un vertedero que el espacio natural protegido que debiera ser, por lo que desde el Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea Regional hemos denunciado y exigido, a la Comunidad de Madrid, medidas al respecto.

La misma falta de control ha hecho que en nuestra ciudad aumentaran los vertidos ilegales en la zona situada tras la Casa de las Asociaciones (entre el barrio de Covibar, la Cañada Real y la M-50) o en las proximidades de la A3, zonas en las que se acumulan todo tipo de basuras, muy próximas a viviendas y centros educativos, sobre las que se debe actuar de modo inmediato y de forma continuada las administraciones implicadas.

Así mismo, a los vecinos y vecinas de Rivas Vaciamadrid no hace falta que nos convenzan de la importancia que tiene poner fin a los vertederos ilegales. En verano de 2015 ya sufrimos el humo, olores y toxicidad del incendio incontrolado del vertedero ilegal junto a la A3, que durante más de dos semanas tuvo en alerta a nuestra ciudad y fue foco de preocupación por la posible incidencia en la salud de quienes lo respirábamos. Vertedero en el que, afortunadamente, no han existido nuevos incendios, pero que continúa existiendo.

Somos plenamente conocedores de lo que es sufrir los terribles olores que de vez en cuando, en unas ocasiones con más virulencia que en otras, invaden las calles de nuestro municipio. Sin ir más lejos, durante los meses de julio y agosto, este verano, han sido muchos los días en los que las ventanas han tenido que permanecer cerradas, a pesar del calor, para impedir que un olor insoportable entrará en las casas. Han sido muchos los vecinos y vecinas que han mostrado su malestar ante dicha situación. Olores que parecían proceder de las proximidades de Valdemingómez y ante los que desde el Grupo Socialista hemos pedido información al respecto a la Comunidad de Madrid, así como los resultados de las mediciones realizadas en dichos meses por el Área de Calidad Atmosférica.

Aún es desconocida la procedencia exacta de dichos olores, pero la posibilidad de que procedan de la Incineradora de Valdemingómez ha hecho que, una vez más, coja fuerza una de las reivindicaciones sociales de mayor calado en nuestra ciudad: el rechazo a la Incineradora. Rechazo que en el pleno del pasado mes de mayo se plasmó en la moción promovida desde la alianza “Incineradora de Valdemingómez NO” y presentada por el Grupo Municipal Socialista, que fue aprobada por unanimidad, en la que se exigía, entre otras cosas, su cierre definitivo. Cierre que si se cumple el anuncio hecho por la administración competente, el Ayuntamiento de Madrid, podría ser una realidad en 2025. Cierre, que sin duda, los vecinos y vecinas de Rivas Vaciamadrid celebraremos.

Pero si en algo nos hemos hecho “expertos” es en ser conscientes de la importancia que tiene que las administraciones implicadas trabajen en una solución global al gran problema que supone el tratamiento de residuos, así como en poner fin a los vertidos y vertederos incontrolados. Desde el Grupo Socialista lo tenemos claro, hay que actuar, y en esa dirección vamos a continuar trabajando, así como exigiendo a las administraciones competentes a que tomen las medidas necesarias que hagan de nuestra ciudad un lugar donde los malos olores y los vertidos incontrolados puedan ir quedando en el olvido.

 

 

Mónica Carazo Gómez

Secretaria General del PSOE Rivas

Los comentarios están cerrados.